Sergio Meier Frei charla brevemente conmigo

Extractos de correos entre Sergio Meier y yo.

 

Virgilio Leonardo Ruilova

5/6/08

para sergiomeierfrei
Sergio,
Aún no me he puesto en campaña para tomar la lectura sugerida (Victor Hugo) en la biblioteca de mi Logia favorita. Lo cual, considero que por mi parte es requsito imprescindible antes de conocer a los Alquimistas de la Matriz.

Te cuento un poco de mi vida, me estoy reuniendo con un grupo de practicantes de magia los cuales son entrenados y supervisados por una escuela inglesa dirigida por dos escritores de linaje cercano a Alex Sanders (quien limpió el paganismo de UK de la influencia Crowley), quienes son Sorita D’Este y David Rankine.

Por otra parte, mis compañeros de adolescencia están filmando una película sobre nuestras andanzas en los asuntos del cielo…

Saludos cordiales,
Leo Ruilova AKA “Cuarzolíquido”
Sergio Meier

5/6/08

para Virgilio
Estimado Leo:
Que alegría recibir noticias tuyas, y además contándome de tus estudios de Magia. Manipular conscientemente la realidad puesta ante nuestros sentidos implica la propia transmutación del operador. En cuanto a Víctor Hugo, su lectura te será de gran provecho, gracias a tu preparación. Los clásicos de todos los tiempos fueron, en diversos niveles, grandes iniciados y transmisores de la Ciencia Sagrada.
Te felicito además por la película, otro medio de transmitir y transmutarse en lenguaje simbólico (Hay muchas lecturas masónicas en varios filmes famosos. Kubric, etc.)
Esperando tener nuevas noticias tuyas,
Un abrazo,
Sergio Meier.

El día 5/06/08, Virgilio Leonardo Ruilova escribió:
Virgilio Leonardo Ruilova

26/6/09

para Sergio

Sergio,
No te imaginas todo lo que me ha costado encontrar textos de Blake, me han contado libreros porteños que es muy poco accesible. A propósito de Blake, encontré un diagrama que sintetiza el cubo kabbalístico con las ideas de Blake, dá para conversar.
http://www.psyche.com/psyche/cube/cube_blake.html
Mi grupo de magia está inactivo, pero operando en ceremonias de solsticio, equinoccio, y otras fechas de diversa importancia, nuestra instructora está en Europa, volverá en el Verano 2010 con uno o dos charlistas, un evento para practicantes serios de dicho conocimiento, en una serie de charlas y talleres de dos semanas, cobrando solo por la mantención del recinto en la fecha, que consiste en una completa biblioteca disponible para los asistentes, una sala para realizar actividad mágica de diversos sistemas (a mi se me ocurrió realizar un circulo de protección rosacruz-católico en un área de la parcela que estaba dedicada a otro sistema, ni te imaginas como “corté la leche”), un balcón exquisito para contemplar los cerros y el mar, y un par de habitaciones, el resto será espacio para acampar. Te aviso con anticipación, me gustaría verte a tí y a algún Alquimista de la Matriz en la fecha del evento.
Sobre física y esoterismo, me topé con una referencia curiosa, “Voudou Quantum Leap”
Todo por hoy.
Me despido,
Leo Virgilio

Anuncios

Camino a Tiferet

Camino a Tiferet
Estoy en el Muelle Barón. Los trenes siguen por una planicie que nunca antes había visto, cubren varias cuadras, es un nodo de líneas de tren y “metro”, me veo en medio de los rieles, debo usar la intuición para salir vivo.
Lo logré. Ahora me dispongo a subir a las alturas de Viña del Mar, en Miraflores Alto.
Me voy a tomar la once. Estoy en una casa color amarillo, me atiende una anciana, pruebo una exquisita merienda con dulces de la ligua, pan batido con mantequilla y té con canela. Merecida recompensa.

Public Domain – 2015 – Chile
Corrección de estilo por Marcela Reyes

El arbol gris de la vida

El arbol gris de la vida

Recorro las playas de Concón, voy a acampar. Es medianoche, no hallo donde dormir. Me topo con un lugareño, le pregunto por una zona de campamento, me señala un camping a pocos kilómetros. Llego, pago la estadía y preparo mi carpa. Antes de dormir, veo curiosas luces en el firmamento, del tamaño de la Luna, delgadas, finas y veloces. Hermosas. Me dejo llevar por el sueño. Al despertar, recuerdo mis sueños: un arbol de la vida “cabalístico”, donde aparece un mapa conceptual similar al hebreo, frente al arbol del conocimiento, con esferas paralelas, de belleza siniestra. Veo fugazmente a Raaz, la esfera oculta revelada a investigadores chilenos. Veo una esfera entre Marte y Mercurio: es la gracia resquebrajada en la psiquis de los extraterrestres.

Public Domain – Chile – 2015
Correccion de estilo por Marcela Reyes

La rata

La rata

Todo empezó con las experiencias sobrenaturales de manos del partido POSCLA del teósofo Samael Aun Weor.

Su mentor, conocido en el hampa como “El Rata”, guardia de cabarets y lupanares, igualmente, hombre aguerrido, vulnerable y agresivo, se habia rodeado de un karma que combatía invocando el mantra de la ceremonia védica Agni Hotra, dicho mantram lo llenó de sincronias.

Una de ellas fue el sacrificio de su figura materna en pro de su salvación, El Rata fue un satanista, rompió con las enseñanzas de luciphuge rofocal que consistían en plasmar el ID del prójimo mediante la manipulación del mismo para invocar la fuerza opuesta en su propio ser. Otros seguidores amaestraban sombras de barro etéricas en una suerte de vampirismo pokémon. El Rata formó una brigada de adolescentes dotados de pequeñas facultades sobrenaturales, atisbos de sincronías, pequeños retazos de telepatía, dream hacking y diversas formas de espionaje psíquico.

Don Saulo, un sujeto que encarnaba fuerzas del profeta Manes, quizá discípulo de una vieja secta zoroastriana, herejía dentro de la herejía, le mostró el camino hacia el desdoblamiento astral consciente, la teoría unificadora teosófica que hacía de las tres gunas védicas un camino hacia la fuerza e gravedad, magnetismo y la electricidad, correspondentes con tamas, rajas y sattva, un camino astral que desde el mundo onírico se empeña en hacer del Samkhya Yoga una forma de filosofía de la ciencia que incluye la comprobación empírica de los postulados de los Vedas.

O los Eddas. Porque había un nacionalsocialista acérrimo entre ellos, de padre masón y madre rosacruz, amante del black metal, quien se desempeña en el club de jazz nahuel.

El Rata actualmente trabaja en Viña del Mar, cerca de la Calle Ecuador, en dichas artes amatorias.

Don Saulo vive en una ecoaldea, enseñando técnicas para superar el lenguaje por medio de las mismas palabras, la falacia de la conciencia prepersonal, previa al ego, el samadhi del niño de dos años, versus el satori del hombre adulto. Volver a nacer, zen y cristianismo esotérico.

El 2001, nuestro personaje inicial fue explorado en su cuerpo astral, en su cuerpo etérico, por haber retenido información de la Orden del Dragón Verde, en 1947, y haberla expuesto en los círculos esotéricos de las postrimerías de la Sociedad Teosófica. La Orden de marras había explotado el conocimiento de la esotérica kabbalah hebrea para hackear el ADN por medio de frases hipnóticas en la lengua de Moisés, dichas frases usaban un lenguaje que hacía vibrar cada hebra de ADN en los códigos de las letras del arameo: el resultado fue un golem.

Negó todo conocimiento. Como explorador de matrices etéricas y cabalista amateur, sabía cifrar su memoria bajo abtrusas correspondencias thelemitas. Dion Fortune los crea, Crowley los

Creative Commons – Atribución – No Comercial

Virgilio Leonardo Ruilova – 2015 – Chile

 

 

Entretejiendo oro en mis entrañas

Lea toneladas de libros acerca del tema hasta que entre en ambiente. Hablar de magia con aquellos que no son magos es como hablar con vírgenes sobre como echarse un buen polvo. La lectura sobre magia es como la literatura erótica; conseguirá ponerse caliente pero no le brindará tanta diversión como la práctica. La lectura le servirá de guía para saber reconocer aquello que es una mierda y aquello que podrá adaptar provechosamente a su propio estilo. Desarrolle discriminación. No crea en cultos, aliens, paranoia, o satisfacción personal. Aprenda en quién es aquel en el que puede confiar y en quién es aquel que debe hacer desaparecer de su vida. http://www.zonadecaos.com/Articulos/Pop1.htm
“Pop Magic!” (in
Book of Lies: The Disinformation Guide to Magick and the Occult, edited by Richard Metzger, Disinfo, 2003, ISBN 0-9713942-7-X)

Debo recalcar que mi acercamiento a las oscuridades del sentir en el homo sapiens-amans es apoyado por una racionalidad que me hace cuestionar a fondo la sapiencia de mi maestro, hombre intachable en su ética, pero de creencias dignas de duda. ¿Hasta qué punto la cognición se degrada y le rinde culto a las mentadas “evidencias” de un credo exótico, con aroma a incienso?, ¿por qué la intelectualidad del occidental se nubla ante la experiencia sobrenatural oriental?, ¿es la levitación, telepatía, algo fuera de lo “natural”?, ¿es digno eso de la pérdida del discernimiento?, mi lenguaje no rinde pleitesía ante las religiones establecidas. Por eso mis preguntas que no han sido contestadas me llevan lejos la burocracia del Vaticano. No puedo aceptar a un creador que engendra una realidad terrible como prueba ante sus hijos amados. Puedo entender que la estupidez es hereditaria, que la sombra junguiana también se contagia y que quizá el concepto de pecado original sea una profunda reflexión ante la omnipresente condición del hombre.

Tampoco los diabolistas lo tienen claro. Hasta el mago más negro se enamora, busca amigos de verdad. Y ser un nigromante no hace más fácil la vida. Y si el espiritismo , debido a su trato con fallecidos es peligroso, imaginen el tratar con “el lado b” de la conciencia, experimentas más que “emociones intensas”, algo que nada saca de tus entrañas. La hechicería es peligrosa, existan o no realidades paralelas, un alma que perder o entidades astrales con quien intercambiar cuerpos, la práctica de hechicería es dañina solamente por las emociones que se puede vivir. Para una vida difícil tengo suficiente con la vida real. Sólo una vida mal vivida puede dejarme suficientes malos ratos. Por eso en la rutina cotidiana se pone a prueba la calidad del alma (o su carencia), puedes orar mucho, estar al lado de tu deidad, pero donde se nota de que estas hecho, es en medio de tu vida cotidiana.

Por eso no soy un “demon worshiper”.

Por eso busco el oro potable.

Por eso creo que “Otro Mundo es Posible”.

Esto me lleva a la política. ¿En qué régimen puede creer un luciferino?, pues, nuestra democracia tiene matices luciferinos, nuestros gobernantes aprovechan los vacíos legales para beneficiarse a costa de su electorado, ¿qué puede ser más egoísta?, Eso es Lucifer.

Pero en los partidos políticos el satanismo nos haría muy mal, el estado actual de la humanidad se debe a la falta de ética de los cristianos, a las dictaduras árabes que abusan de la fé islámica, tener un gobierno que reconozca abiertamente su “lado oscuro” nos haría más fáciles las cosas, no es tan difícil, la crisis económica se ha visto agravada por la impresión de papel moneda sin patrón-oro, nuestros gobernantes han impreso billetes que valen menos que dinero de Monopoly, necesitamos honestidad en nuestros gobiernos, no hay dinero real, asi de simple, eso es de hombres de verdad. Me dejo las tinieblas para mí y unos pocos. Prefiero llegar a ser colega del opositor por excelencia, luzbel, por medio del cuestionamiento del establishment. Es un ejercicio arriesgado. ¿Me espera el infierno? Si, vulnero mandamientos importantes de las religiones del libro, pero soy respetuoso con otras culturas. Procuro respetar la fé, pese a su irracionalidad. Soy un firme creyente en la carta de derechos fundamentales, me gusta ver formas de gobierno que protejan a los más necesitados, creo que hay electricidad, combustibles de todo tipo de procedencia, tecnología, cultura, educación y medios de información de sobra para que la humanidad se sostenga con el paso de los siglos, defiendo la democracia, cosas como esas me hacen sentir que estoy del lado correcto.

Yo, como un discípulo renegado, he sabido enfocar los conocimientos de mi mentor hacia un mercado prometedor. Me he lanzado a explorar la mística pagana, me he sumergido en la cultura dark, en el submundo gótico, desde Ozzy Osbourne con su track “Mr Crowley”, pasando por Therion con sus alusiones luciferinas o derechamente diabolistas, hasta la música industrial de Coil, con matices de la teoría del caos, los fractales, la sincronía de Carl Gustav Jung, la teoría general de sistemas, todo me ha hecho posible compenetrarme con la ciencia marginal, investigando exhaustivamente las posibilidades de lo que comenzó la canalización de espectros en la época victoriana, prosiguió la parapsicología, continuó la New Age, y desembocó en la física teórica con matices orientalistas, esotéricos.

Mi mentor, técnico en electricidad certificado por la superintendencia, concibe la interacción entre los cátodos y ánodos, en la “resistencia” de una ampolleta, bombillo, LED, como el equilibrio en una dialéctica, cada vez que él ve luces artificiales, ve algo que denomina “andrógino alquímico”, una forma arcaica de “Teoría Unificadora”, de orígenes victorianos. Él es investigador de la hipnosis cuántica diferencial instantánea, acusado de “neopaganismo”, por imponer su voluntad sobre la maleable naturaleza del inconsciente, sin embargo, hombre devoto, piadoso y de mi entera confianza, físico teórico quien vé en el átomo una “dandelion seed”, un “diente de león”, una flor que flota en el viento, con partículas subatómicas flotando por el cuerpo desnudo cubierto de estrellas que conforma la deidad que adora en su exótico credo, parapsicólogo por amor a impulsar el cuestionamiento científico más allá del laboratorio, en la praxis, en la vida cotidiana, una cuestión de fenomenología, tiene una consulta en el centro de mi ciudad, sus carteles ofrecen “hipnosis cuántica instantánea”, “banda gástrica en el plano astral”

En este momento estoy explorando con implantes de microfibras de oro, para canalizar las fuerzas de las entidades estelares, estoy trabajando con las fuerzas astrales del sol para mejorar mi desempeño en Tai Chi, Chi Kung, Nei Kung, tensegridad castanediana, con filamentos de oro en los meridianos de acupuntura exactos puedo vehiculizar mejor las energías de las esferas superiores, de los mundos internos (erróneamente llamados “mundos atómicos” por quien cree que el átomo y el “plano astral” son lo mismo)

Contrariamente a lo que se pueda pensar, alguien como yo, un invocador del inconsciente de la creación quien impulsa el desarrollo íntegro de la humanidad confrontando la razón con su sombra, no es necesariamente un tipo carente de sensatez, muy por el contrario mi búsqueda del oro vegetal, mi proceso alquímico de desarrollo personal incluye efectivamente oponer la luz a las tinieblas, pero, si bien mi oscuridad es grande, mi aspecto intelectual no es menor y mi psiquismo, mis facultades ocultas, mis poderes extrasensoriales, en este recorrido por la noche de la humanidad, ha surgido como una rara flor que entrega su polen durante la ausencia de luz.

Este trabajo ha sido liberado para los Comunes, bajo licencia copyright de tipo Creative Commons- Atribución –  No Comercial, puede ser usado sin fines de lucro bajo las libertades que da la misma.

Virgilio Leonardo Ruilova

Corrección de estilo por Marcela Reyes

El alquimista de los setos

Es un día luminoso, la atmósfera es casi onírica, hace poco calor, el sol apenas deja abrir los ojos. Podría inspirarme cierta tristeza, los días luminosos suelen parecerme deprimentes, pero esto es diferente.

Estamos caminando por un jardín, al fondo se ven álamos, intuyo pastizales extensos más allá, a lo lejos puede apreciarse una construcción blanca y enorme levantada por el clero hace muchos años en este lugar.

Junto a mi, Sergio Alejandro vestido más formal de lo acostumbrado.

Recorremos el sendero y llegamos a una pared de pinos, perfectamente cortados, rodeados por una reja blanca de hierro forjado.

Mantengo la mirada en el resto del jardín, en aquel edificio pálido y grande, que evoca al Concilio Vaticano II y sus conflictos con la antiquísima ortodoxia.

Me acerco, camino por el exterior del jardín, creo entrever formas, lo hago con la mirada perdida en las hojas, aparecen formas fantasmales, lo que es absolutamente imposible en medio del día. Me recuerda una parte del Salmo 91, quinto versículo, donde se habla de una mortandad que destruye al devoto en medio del día. No corresponde que una entidad inmaterial se manifieste en este lugar.

– Sergio, esto me huele a otro tipo de laberinto, de los que habla Borges citado por Karlés Llord en el primer tomo del Ciclo Inferno.

– Virgilio, pasemos…

Tras los setos se asoma un jardinero.

– Señor, buenas tardes… quisiera consultarle por este jardín.

– Joven, esto es el resultado de años de investigación, no tengo respuestas, sino experiencias, lo que puede ver es mi mátesis, es la aplicación de mis conocimientos de la esotérica cábala hebrea, el teosofismo ruso, le aconsejo recorrer con calma el lugar y verá hasta donde puede llegar.

Sergio, este no es otro tipo de laberinto, efectivamente es una tesis o algo por el estilo. No hay respuestas, hay experiencias. Esto es una vida completa de estudio, el hombre se quemó las pestañas leyendo, y en vez de escribir… cultivó rosas.

Debemos decirle esto a Karlés.

– Virgilio, Carlos tiene en sus manos documentos de una sociedad iniciática a la que Borges perteneció, lo que buscaba al perderse en laberintos y libros encierra siglos de historia.

Aprovechemos de entender a Borges, caminemos por acá, Sergio. Parece ser sólo un pequeño jardín; no obstante, el tamaño varía cuando te pierdes en sus recovecos. Pueden verse las raíces de cada arbusto, al agacharte y contemplar al otro lado, aparece un lugar distinto al que debiera estar al frente.

– Virgilio, posees el don de ver bajo el agua y no eres capaz de ver más allá de lo evidente. Tan niño y tan anciano a la vez…

El sol nos envuelve, los bordes del jardín parecen estar cerca, tras cada seto hay otro lugar diferente.

Sergio, esto es una obra de relojería, este jardinero está torciendo la realidad con flores, tierra húmeda y arbustos. No logro entender como flexiona el espacio mediante vegetales, debe ser una especie de alquimia vegetal, lo que me hace ver lo importante de leer cada libro que tengo al frente, sino podríamos entender mejor lo que vemos.

– Virgilio, este jardinero ha leído sobre cómo curvar el espacio sin usar gravitones ni otras invenciones de la mitología posmoderna, si lo intentas entender con ciencia, no comprenderás sus experimentos.

– Sergio, siempre he pensado que la alquimia y la química son dos formas diferentes de abordar la realidad que se conectan con la fìsica cuántica y la teoría de sistemas.

– Eso nos diferencia, Virgilio. Tu eres joven, aún.

abril 2014

Este trabajo ha sido liberado para los Comunes, bajo licencia copyright de tipo Creative Commons- Atribución –  No Comercial, puede ser usado sin fines de lucro bajo las libertades que da la misma.

Corrección de estilo: Marcela Reyes