La muerte de Virgilio, Sergio Alejandro Amira

El relato fue concebido en social networking y google hangout, en un intercambio via “chat” entre Sergio Alejandro Amira y Virgilio Leonardo Ruilova. Hubo consenso para escribir una novela que indagara profundamente en el pasado del protagonista. El escritor Gonzalo Villar, de Editorial Altazor, la describió como una nouvelle cómica, extraña, misteriosa y atrayente, sentí que esa definición calzaba perfectamente con mi propia vida, si me propusiera reflexionar sobre ella en el presente. Nadie más autorizado que Gonzalo para emitir un juicio, ya que me conoce desde mi juventud.

Ahora soy el Quijote que se enfrenta a Cervantes.

Cabe señalar que la novela sobre mi vida no es totalmente autobiográfica, sino una mezcla perfecta entre realidad y ficción, llevada a cabo talentosamente por el escritor Sergio Alejandro Amira. Otros acontecimientos relevantes quedaron pendientes, de hecho fueron pensados para ser contados en libros posteriores. En un principio Sergio Alejandro Amira concebió este libro como una trilogía, pero con el tiempo se descartó esta idea por motivos personales que me atañen en forma directa. Debo confesar que me sorprendió gratamente que Karlés Llord hiciera una reseña en la contraportada de esta novela, debido a rencillas que sostuvimos hace muchos años. Esta fue una forma de reconciliarnos y de limar asperezas

Nunca pensé que se iba a contar sobre mi vida en una novela, a pesar de que esta ha sido bastante intensa. Mi búsqueda de la espiritualidad me llevó a conocer y participar en muchos credos y en agrupaciones de caracter sectario, por supuesto, me encontré con charlatanes y también con gente valiosa que influyó de manera positiva en el ser humano que soy hasta ahora. Debido a esta experiencia de vida me interesa en el presente el ecumenismo y la antropología de la religión, soy un buscador incansable del conocimiento.

Anuncios

La rata

La rata

Todo empezó con las experiencias sobrenaturales de manos del partido POSCLA del teósofo Samael Aun Weor.

Su mentor, conocido en el hampa como “El Rata”, guardia de cabarets y lupanares, igualmente, hombre aguerrido, vulnerable y agresivo, se habia rodeado de un karma que combatía invocando el mantra de la ceremonia védica Agni Hotra, dicho mantram lo llenó de sincronias.

Una de ellas fue el sacrificio de su figura materna en pro de su salvación, El Rata fue un satanista, rompió con las enseñanzas de luciphuge rofocal que consistían en plasmar el ID del prójimo mediante la manipulación del mismo para invocar la fuerza opuesta en su propio ser. Otros seguidores amaestraban sombras de barro etéricas en una suerte de vampirismo pokémon. El Rata formó una brigada de adolescentes dotados de pequeñas facultades sobrenaturales, atisbos de sincronías, pequeños retazos de telepatía, dream hacking y diversas formas de espionaje psíquico.

Don Saulo, un sujeto que encarnaba fuerzas del profeta Manes, quizá discípulo de una vieja secta zoroastriana, herejía dentro de la herejía, le mostró el camino hacia el desdoblamiento astral consciente, la teoría unificadora teosófica que hacía de las tres gunas védicas un camino hacia la fuerza e gravedad, magnetismo y la electricidad, correspondentes con tamas, rajas y sattva, un camino astral que desde el mundo onírico se empeña en hacer del Samkhya Yoga una forma de filosofía de la ciencia que incluye la comprobación empírica de los postulados de los Vedas.

O los Eddas. Porque había un nacionalsocialista acérrimo entre ellos, de padre masón y madre rosacruz, amante del black metal, quien se desempeña en el club de jazz nahuel.

El Rata actualmente trabaja en Viña del Mar, cerca de la Calle Ecuador, en dichas artes amatorias.

Don Saulo vive en una ecoaldea, enseñando técnicas para superar el lenguaje por medio de las mismas palabras, la falacia de la conciencia prepersonal, previa al ego, el samadhi del niño de dos años, versus el satori del hombre adulto. Volver a nacer, zen y cristianismo esotérico.

El 2001, nuestro personaje inicial fue explorado en su cuerpo astral, en su cuerpo etérico, por haber retenido información de la Orden del Dragón Verde, en 1947, y haberla expuesto en los círculos esotéricos de las postrimerías de la Sociedad Teosófica. La Orden de marras había explotado el conocimiento de la esotérica kabbalah hebrea para hackear el ADN por medio de frases hipnóticas en la lengua de Moisés, dichas frases usaban un lenguaje que hacía vibrar cada hebra de ADN en los códigos de las letras del arameo: el resultado fue un golem.

Negó todo conocimiento. Como explorador de matrices etéricas y cabalista amateur, sabía cifrar su memoria bajo abtrusas correspondencias thelemitas. Dion Fortune los crea, Crowley los

Creative Commons – Atribución – No Comercial

Virgilio Leonardo Ruilova – 2015 – Chile

 

 

Los hechos tras “La Muerte de Virgilio” por Sergio Amira

El año 2012 El escritor chileno Sergio Alejandro Amira, en ese entonces mi gran amigo, me propuso hacer una novela a partir de ciertas anécdotas que yo le había confiado sobre mi vida en tono ficción-realidad. Según él esta sería una especie de sanación para mis sufrimientos pasados, ingenuamente le creí y lo tomé como una terapia.

Esta novela se llama “La muerte de Virgilio” y fue publicada en diciembre del 2013. Confieso que el peor error que cometí fue darle autorización para ocupar mi verdadero nombre. Cabe destacar que ese permiso no fue por escrito; por lo tanto, legalmente no tiene validez alguna.

Nunca imaginé que la novela finalmente se convertiría en una sátira sobre mi vida, donde se burla flagrantemente de mi persona, de mi aspecto físico, de mis hobbies, de mis intereses y de mi estilo comunicativo, además me denigra, me desprestigia, me ridiculiza y me causa un daño emocional enorme. Poco tiempo después, termina abruptamente su relación de amistad conmigo. Era obvio, ya había conseguido material para su novela.

No satisfecho con el resultado de esta novela, ha seguido mofándose de mi persona en redes sociales, blogs y páginas webs, incluso circula una nueva versión de mi novela con “extras” y un final alternativo no autorizados .

Ni siquiera he recibido algún tipo de compensación económica por parte del señor Amira Tampoco he recibido las regalías correspondientes por el copyright respectivo.

Cabe consignar que estas personas, el escritor Sergio Alejandro Amira tuvo el descaro y la osadía de publicar una declaración en internet dando a conocer mi fallecimiento de una forma cruel, atribuyendose cargos dentro de las fuerza de la ley que nunca ha comprobado. Me enteré de este hecho gracias a familiares y amigos que llamaron a mi casa muy consternados para saber de mi persona.

Emito esta declaración con el fin de que se deje de publicar dicha novela, se deje de adquirir y se me pidan las disculpas públicas correspondientes por los agravios cometidos hacia mi persona.

 

 

Este trabajo ha sido liberado para los Comunes, bajo licencia copyright de tipo Creative Commons- Atribución –  No Comercial, puede ser usado sin fines de lucro bajo las libertades que da la misma.

Virgilio Leonardo Ruilova